viernes, 26 de junio de 2009

Presentación

Memín Pinguín. El personaje principal de la historieta del mismo nombre, representando una serie de situaciones en que tiene lugar el humor blanco y el drama. De entre las diferentes publicaciones que han existido en México, ésta es una de las más conocidas, pero a la vez no, y esa es la razón por la que surge este blog.
Antes hay que recordar, por supuesto, que los derechos del personaje, la revista y todo lo relacionado, pertenecen a Grupo Editorial Vid, y a su creadora, Yolanda Vargas Dulché (Q. D. E. P), y que el contenido de este blog no tiene fines de lucro, difamación ni malicia alguna. Simplemente es para explorar, reseñar y exponer sus aventuras, siguiendo la trayectoria que ha tenido en su versión más reciente. ¿Por qué? Nadie más lo hace, o esa es la impresión que un servidor ha recibido, por lo que he aceptado tomar la encomienda.
Pero no hay que adelantarse. Primero hay que recordar e informar, que la concepción del personaje y la revista como tal, remonta sus origines décadas atrás, y a través de los años, ha sido lanzada una y otra vez, en aproximadamente tres versiones, que básicamente cuentan la misma historia, con algunas diferencias.
La primera versión, la original, es muy difícil de ubicar en cuanto a su contenido exacto. No puedo mentir, no soy tan viejo (prácticamente empecé a conocer al personaje en la versión más reciente de su revista) y no estoy tan informado. Son pocas las referencias encontradas sobre esta versión, en las que lo destacable serian los casos de personajes secundarios que mueren, algo señalado y rechazado por los lectores de aquellos años, que no querían tanto pesimismo.
La segunda versión, incorpora lo que es el diseño definitivo del personaje, por parte del dibujante Sixto Valencia, y es la forma con que más se le conoce.
Su tercera versión, que se ha ido relanzando más de una vez en los últimos años, es exactamente la misma, con la variedad de que es a colores y contiene modificaciones menores, que se acentúan hasta cierto punto en que presenta historias completamente nuevas (que al parecer, ya no son producto de la mente creativa de Doña Yolanda, pero ya podrán notar la diferencia conforme se desarrolle este blog).
Bueno, es todo cuanto puede decirse, no los aburriré con datos técnicos sobre los periodos de publicación que ha tenido o la cantidad de números (difícil mencionarlos con exactitud cuando nadie se ha tomado la molestia de hacer esa información más accesible, o publica siquiera, pero en fin, la revista es tan vieja y uno es muy joven como para seguirle la pista al pasado).
Lo mejor es ir directamente al grano.
Ahora si. ¿Quién es Memín Pinguín? La concepción del personaje es la de un niño negrito simpático, narrador (en las primeras dos paginas de cada ejemplar, por lo menos), y protagonista de diversas aventuras y episodios (la mayoría de las veces) que vive en compañía de sus amigos, y las familias respectivas de ellos. El carisma del personaje, que tiene tantos defectos como virtudes, en un balance perfecto que es acorde a su entorno y clase social, capaz tanto de divertir como conmover con todas sus ocurrencias o los dramas en los que le toca ser parte aunque sea como testigo. Para como es la revista de Memín...¿Cuál es el objetivo o la finalidad, fuera del comercio? Básicamente es el entretenimiento, como lo es cualquier revista de historietas. Refleja la realidad en que vivimos (o se vivía, recordemos que se creó hace décadas, y en su más reciente “actualización” se quedaron en el periodo en que México tenia aun a Carlos Salinas de Gortari como presidente), en su forma más inocente, sin irse por las ramas, dramas de telenovela pero lo bastante gratificantes, en especial por los toques cómicos que no contienen vulgaridad ni temáticas crudas de ningún tipo. Por eso, diría que es una revista apta para toda la familia, para todas las edades, Memín Pinguín puede disfrutarse del mismo modo. Eso sí, el limite de su realismo deja de ser cuando es evidente que los personajes viven en un estado de tiempo perpetuo, es decir, así como las caricaturas, no maduran con el paso del tiempo (en cuanto Memín y sus amigos pasan a sexto grado de primaria, nunca pasan de ahí, y eso se entiende desde que celebran el Día de las Madres como cinco veces). Pero que más da. Es así como el personaje ha conservado su encanto, aunque hay que admitir que, eventualmente, si fue perdiendo un poco la gracia que lo caracterizó, en cuanto a sus tramas, que fueron tornándose descabelladas y fuera de contexto.
En fin, así esta la cosa. Es mi propuesta personal realizar este blog, para hacer más accesible la información del contenido de Memín Pinguín, sin pretensiones de spoiler, aunque unos lo tomen como tal. No, realmente sólo es para resumir y analizar a la vez la historia completa del personaje en cuanto a su narrativa (una entrada por cada una). Pero del mismo modo, para quienes estén atrasados con el seguimiento de la revista (que actualmente aun se publica, y por partida doble) y sufran por espacios en blanco, o aquellos lectores de antaño que lo recuerden pero no vean el caso a volver a léerlo y piensen que leer resúmenes con agudas observaciones es más entretenido, pues espero que encuentren este blog de su agrado.
Habiendo aclarado todo, comencemos con la historia de Memín, de principio a fin (por decirlo de un modo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario